Ubiquémonos en el mapa haciendo clic en la imagen.

Iglesia Presbiteriana Nueva Vida


Tel:        (615) 361 7858
Email:     teddy01chuquimia@aol.com
Dirección​:Glencliff Presbyterian Church

             416 E. Thompson Lane

             Nashville, TN 37211

CONTÁCTENOS

Quienes Somos


PASTOR

 

El Reverendo Doctor Medardo Teddy Chuquimia es natural de La Paz, Bolivia. Es Licenciado en Filosofía y Teología; Profesor en Historia Sagrada, de la Universidad del Rio de la Plata, (Entre Ríos, Argentina). Obtuvo su Maestría en Divinidades en McCormick Theological Seminary, Chicago,  y el Doctorado en Predicación en ACTS (Association of Chicago Theological Schools).

El pastor Teddy, como cariñosamente lo llamamos,  posee una vasta experiencia ministerial y profesional. Sirvió al Señor en Arizona, California, Colorado y ahora en Nashville Tennessee por los últimos 25 años y siempre con nuestra familia Latinoamérica.


NUESTRA IGLESIA

 

¡El Espíritu Santo está vivo y presente en la Iglesia Presbiteriana Nueva Vida! Nuestra vibrante y multinacional iglesia latina celebró su quinto aniversario en 2017.

 

Nueva Vida comparte el edificio de la iglesia Presbiteriana Glencliff y es apoyado como un nuevo desarrollo de la iglesia por el Presbiterio de Middle Tennessee.

 

Somos una familia de creyentes de naciones de habla hispana en todo Centro, Norte y Sudamérica, así como en el Caribe. Disfrutamos de una asistencia promedio de adoración de ochenta y cinco adultos, con muchos niños y jóvenes para alegrar las cosas. Y seguimos creciendo para la gloria de Dios.

 

Siempre hay algo para celebrar en Nueva Vida. Ya sea que se trate de una comida mensual compartida después de la iglesia-o de un día festivo-o una ocasión especial para un miembro-o una celebración que marque un hito en la vida de la congregación-siempre hay una cálida bienvenida y mucha comida para compartir con los visitantes.

 

Nuestra iglesia hace lo mejor para servir a nuestra querida comunidad, y hacemos nuestro mejor esfuerzo para crear una vida libre de temor y llena de la esperanza que nuestro Señor Jesucristo nos promete.